marzo 16, 2005

El mito de Sísifo (Camus y el sin sentido de la existencia)


“Los dioses habían condenado a Sísifo a subir una roca hasta la cima de una montaña, desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso”. De esta forma, en “El mito de Sísifo”, Albert Camus intuye que la absurda tarea de Sísifo por subir la roca sin tener un propósito razonable y sabiendo que tendrá que comenzar el trabajo de nuevo, así por la eternidad, es metáfora de la vida del hombre, de la existencia angosta de éste.

El hombre nace y luego muere, y en el transcurso su mente juega con una pregunta de gran sentido filosófico, creadora y sublime. ¿Cuál es el propósito de la vida?, es la pregunta acerca del significado de la existencia, aquella que lucha por conocer para que se nace y se vive. La pregunta generadora de filosofía, la cual ha tenido miles de respuestas a través de la historia, encuentra en Camus una contestación por demás rica y reveladora: se nace para morir.

En un estilo que recuerda a Heiddeger, se insinúa que el fin de la existencia es el fin mismo. El Sujeto nace y es proyectado hacia la muerte, esa es la única opción viable que se le presenta, todas sus esperanzas y sueños y planes a futuro no son validos, porque no son seguros, lo único constante es la muerte, ese es el numen, la clave de estar y de ser. No hay más verdad, no hay más propósito.

¿Pero qué pasa mientras se vive?, ¿Qué pasa en ese interludio entre el nacimiento y la partida? El hombre pretende trabajar, amar, ser, y se pregunta siempre por la lógica del universo, por el orden del mismo y por los sucesos que le acongojan. Crea símbolos a fin de poder controlar, un poco, ese miedo natural a lo desconocido, les atribuye formas y estructuras familiares a fin de pretender un control sobre el entorno desconocido, sobre aquello en lo que no puede tener control. Hay en la naturaleza de la especie humana, una necesidad innata por clasificar todo lo que existe, a fin de apropiarse de ello, a fin de ser dueños de cualquier cosa (conocimiento, materia, seres), porque de lo que se es dueño no se puede tener temor.

Para ese propósito el hombre se reconoce en la ciencia, la religión y la moral, como fuentes ordenadoras de su vida. La ciencia le proporciona un método sistematizado y confiable, aparentemente. La religión le da un propósito a su existencia y lo provee de la esperanza de saber que más allá de su pútrida relación con el mundo, hay algo más y que será su recompensa. La moral, por último, lo ayuda a controlar sus acciones, a diferenciar lo que él cree bueno de lo malo, lo que debe y no debe hacerse, todo esto para justificarse y saberse libre de actuar como lo dicen las leyes. Sobre las genealogías de estas esferas se podría decir mucho y sin embargo nada al mismo tiempo, mi propósito es entonces, solamente mencionarlas para ejemplificar cómo las personas viven afanosas de encontrar relaciones lógicas en todo lo que les rodea.

Sin embargo, y pese a toda la historia ideal acerca del conocimiento, el universo no tiene un orden lógico posible, y no es que sea ilógico, sino que no es lógico simplemente.

La relación del hombre con el mundo esta dada por un lazo de fenómenos que llenan este espacio, están repletas de “absurdo”. El absurdo nace de la relación del ser con su realidad. ¿Por qué se dice que es absurdo?, pues porque su raíz son las pretensiones razonables del sujeto y el choque de estas con lo irrazonable de la realidad.

Un ejemplo claro del absurdo es el caso de Meursault, (héroe existencial en el extranjero, también de Camus), en el momento del juicio (capitulo VI) declara que mato al árabe por causa del sol, razón totalmente risible en apariencia y de la cual todos se desprenden en carcajadas. Pero para Meursault es una razón plausible y no ve la gracia, para él esto es un buen motivo, y así es, él enfrenta un argumento justo contra una realidad carente de lógica y así nace una incongruencia, un absurdo.

Nótese que no es lo mismo el sentimiento del absurdo al absurdo en sí, el sentimiento del absurdo esta contenido en el absurdo, es sólo una etapa de este.

El conocimiento de que el universo esta regido por lo absurdo le da al hombre un pesar desmedido, la verdad siempre es una carga para el que la conoce y, sin embargo, cuando ya la posee es imposible que reniegue de ella, la verdad de saber que el mundo y sus fenómenos no son como los dicta la razón instrumental es la verdadera fatalidad del individuo.

Entonces, ¿cómo es el hombre que vive el absurdo concientemente? Este hombre no hace nada por lo eterno, no lo niega, pero no lo busca de ninguna manera, la trascendencia para él es algo que carece de significado. Este sujeto se aboca a su valor y a su razón. El valor le enseña a vivir sin desear más de lo que necesita y sin apelar por ello y contentarse con lo que tiene, y la razón le enseña los limites que le son propios. Con una conciencia de que es libre sólo por un tiempo determinado, mientras vive, sigue la vida y su existencia y sólo se ocupa de sí mismo, “en el esta su campo de acción” dice Camus.

En cuanto a la moral, el hombre que conoce el absurdo sabe que muchas leyes están mal planteadas y que carecen de utilidad real, no obstante el no planea nada en contra de las leyes, sino que recomienda que se tomen con calma. El crimen no es algo permitido para él, pero tampoco lo es el remordimiento, no hay culpables, sólo responsables. Es raro este concepto escrito por Camus en su descripción del hombre absurdo, ya que a pesar de no haber culpables él esta de acuerdo en que todos somos culpables en cierta forma. El personaje Meursault, al encontrarse en el juicio en su contra y escuchando las acusaciones que se le imputan llega a la conclusión de que todos somos un poco culpables. Tema tratado más adelante en la vida de Camus en “Los justos”, en donde se hace la reflexión de quién juzga a la justicia, aunque eso no es tema para tomarse aquí, sólo basta decir que el absurdo es a veces incomprensible hasta para quien lo vive en carne propia.

La muerte es para Camus la culminación del entendimiento del absurdo, porque el hombre es realmente dichoso y vive seriamente cuando comprende su finitud y sabe que ha existido no como debe ser, sino como pudo ser y eso lo libra de una carga enorme de responsabilidades y de culpas.

Lo importante es, entonces, saber que a pesar de que la vida es absurda y no tiene objetivo trascendental, a mi parecer, se debe seguir viviendo razonablemente, y con la mayor dignidad posible, se debe procurar encontrar alguna razón para vivir cada día y para esperar la muerte gratamente. Vivir valientemente es la mejor forma de vivir, sabiendo que todo es un caos y que no hay razón mínima para existir, aun así existo y pongo orden en mí, porque, como cite anteriormente, yo soy mi propio campo de acción.

Es muy grato saber que en este mundo ilógico, el mismo desorden hace que nada este mal. Edipo, cuando viejo, llega a una conclusión en extremo deslumbrante y que esta llena de una comprensión de la vida claramente magnifica, el dice: “A pesar de tantas pruebas, mi avanzada edad y la grandeza de mi alma me hacen juzgar que todo esta bien” y así es, todo en el mundo es como debe ser, de nada hay que culparnos ni nada hay que permitir nos remuerda la conciencia, porque al fin y al cabo nada es malo o bueno, sólo es y nosotros le damos un significado, sobre nosotros pende no la culpa sino la responsabilidad.

Para concluir nada mejor que el último párrafo de esta obra analizada: “...dejo a Sísifo al pie de la montaña […] cada fragmento mineral de esta montaña llena de oscuridad, forma por si solo el mundo. El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar el corazón de un hombre. Hay que imaginarse a Sísifo dichoso”. Y no hay mejor forma de ver la vida, yo también veo a Sísifo conciente de su tarea amarga y sin sentido, pero veo igual que él sabe que es todo lo que tiene, la roca es su mundo y no necesita algo más para poder ser feliz. La felicidad radica en el conocer y en no ambicionar nada más de lo que se puede tener, hay que aceptar nuestra fatalidad, nuestra vida absurda, nuestra roca y apreciarla por el solo placer de tenerla y de que es nuestra.

22 comentarios:

  1. Profesor Alexei: es un gustazo encontrarle hospedado por estos rincones, ni del todo públicos ni completamente privados, de la telaraña que circunda al mundo. Ojalá muchos otros colegas (y no colegas) (¿cuál será el antónimo de "colega"?) se sumen a tu convocatoria para PENSAR y luego plasmar (aquí, allá o acullá) el producto de tan exótica actividad.

    Es curioso, pero justamente ayer, martes 15 de marzo, comentaba con mi grupo actual de Problemas Socioeconómicos de México (PSEM) (Facultad de estudios Superiores Zaragoza, UNAM, mexicalpan de los pitufos, chilangothic city), la sorprendente irrupción y proliferación, mundial y autóctona, del fenómeno blog, estas trincheras para la expresión e intercambio de ideas, sentimientos, críticas y afanes, una de cuyas características cruciales es facilitar la comunicación P2P, sin intermediación de entidades multinacionales (los gabachos dicen “person to person” y lo abrevian así: P2P) (¿por qué serán los gabos tan afectos a abreviarlo todo con tres siglas? ¿aludirán con ello a su nostalgia por la santísima trinidad extraviada?).

    Por cierto, te sugiero visitar el siguiente sitio (quizá ya lo conozcas, pero dame chance, soy novato en estos ciberenjuagues): http://www.bitacoras.com/, es un servicio gachupín de hospedaje de blogs que, sin dejar de lado el comercialismo, trata de brindar un perfil menos frívolo del asunto (por ejemplo, bitácoras de ONG’s de todos los sabores, o la liga a un intercambio de puntos de vista, sobre la actual invasión norteamericana a Irak, entre una mujer iraquí y un ex-marine gringo).

    En fin, que para frenar los choriloquios, termino reiterando lo que ya señalas en tu texto, y que Alessandro Baricco dijo al cerrar su formidable ensayito titulado "Next": “...la globalización, tal y como nos la están vendiendo, no es un sueño equivocado: es un sueño pequeño. Quieto. Bloqueado. Es un sueño en gris, porque procede directamente del imaginario de ejecutivos y banqueros. En cierto sentido, se trataría de empezar a soñar ese sueño en lugar de ellos, y de hacerlo realidad. Es una cuestión de fantasía, de tenacidad y de rabia. Es tal vez la misión que nos aguarda”. Así que, mi estimado Alex, bienvenido a la misión, esperemos sigas desplegando, generosamente, fantasía, tenacidad y algo de rabia. Mucha suerte.
    Sobres y zas.
    Israel.

    P.d. Como diría el fox: “vine por lana y salí traNsquilado”, resulta que, para dejarte este recadito, debo ser usuario de blogger y tener mi propio blog, chale... bueno, de todas formas gracias por facilitar mi propio acceso (involuntario) al mundo de las bitácoras. va que va.

    ResponderEliminar
  2. El gusto es mió de verte por acá, este humilde recipiente de ideas, y además siempre es bueno tener comentarios divertidos e inteligentes, como los tuyos. Tienes razón, no nos queda mas que seguir en el camino, pues ya vimos una verdad (y aclaro: una verdad) y ahora no podemos sino sufrir las consecuencias. El blog es, para mi, esa oportunidad que tengo de ex-presar juegos de ideas, lanzarlas fuera de mi para que no sean objeto de apego, porque las ideas también son posesiones y, por mucho, las mas tiránicas. Así que aquí estamos, utilizando estas hermosísimas herramientas que este espacio brinda en una suerte de higiene mental.

    También pudiste haber marcado la opción de “otro” o de “anónimo” antes de postear el comentario, pero bueno así es el destino.

    Gracias por darte una vuelta por estos parajes, y te mando un gran saludo. Suerte.

    Por cierto conozco a un par de chicas, de tu actual grupo, que están encantadas con tu clase.

    ResponderEliminar
  3. Estoy cursando Problemas Filosoficos Contemporáneos en la Facultad de Periodismo y Com. Social de la Universidad Nacional de La Plata, Buenos Aires y entré a este sitio casi por casualidad. Estamos analizando esta obra de camus y, buscando material para que mi comprensión del texto sea mas rápida y completa, entre en tu blog. Me pareció excelente, te felicito y agradezco muchisimo, estás haciendo un aporte muy grande a la educación.

    ResponderEliminar
  4. Hace poco relei El mito de Sisifo y relei este texto,y me apena decir que a pesar de mi empeño siento no haber retratado del todo la propuesta de Camus acerca del absurdo, sin embargo el enfoque y la conclusion son ideas que sigo sosteniendo y que forman eje de mi cosmovision personal.
    Bueno gracias por el cumplido, y nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas!

    Hasta ahora había leído el Mito de Sísifo recomendado por mi profesor de filosofía (pues todavía tengo 17 años) unas cinco o seis veces, y aún así no había conseguido entenderlo. No entendía que es lo que quería decir con que Sísifo era superior a su destino, ni qué era la filosofía del absurdo.

    Gracias a este post, blog o como quiera llamársele creo que he conseguido entender por lo menos lo más básico de esta manera de pensar, y la verdad es que esto con el trabajo que me ha dado el dichoso mito, es de agradecer.

    Muy bien planteado, y muchas gracias!

    Lohitzune Rodriguez. Euskal Herria, Bizkaia, Getxo.

    PD: Ahí he puesto la dirección de mi blog pero esta en euskera (vasco) así que dudo que entendais nada.

    ResponderEliminar
  6. Me agrada que mi texto te haya sido de utilidad, lamentablemente mi conocimiento del idioma vasco es nulo, pero bueno asi son algunas cosas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. angel elias6:39 p.m.

    Saludos. Te comento que entre al sitio por casualidad y me encanto tu definicion de Sisifo. Ahora estoy en el analsis de la obra y me ha servido bastaste tu punto de vista.
    segui cultivando estos espacios y de este tipo para que la internet no se sature de puras tonteras. Te escribo desde Guatemala

    ResponderEliminar
  8. Me alegra que te haya servido este breve texto.

    Saludos.

    PD: procurare seguir tu recomendacion se scontinuar en este espacio virtual.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8:35 a.m.

    Alejandro, muy interesante tu comentario sobre el ensayo de Camus!
    quería preguntarte si conocés alguna web donde se pueda descargar el libro completo, ya que lo empecé a leer de una versión digital que conseguí descargar por ahí y perdí el archivo! así que estoy buscando desesperadamente para bajarlo otra vez, pero le perdí la pista...si conocés alguna web donde esté posteado, te lo agradeceré!
    Saludos desde Argentina,
    Solveig

    ResponderEliminar
  10. Solveig A.9:08 a.m.

    Me estaba acordando de esa historia que cuenta Dostoievski en "Crimen y castigo", sobre el condenado a muerte que prefería vivir en una pequeña porción de tierra al borde del abismo antes que morir...la primacía de la vida sobre el conocimiento del mundo...
    Aunque, también creo que Camus decía algo así como que, en este plano, no hay felicidad sino hay conocimiento, es decir, si no podemos aprehender el mundo estamos forzados a convivir con el absurdo...

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:18 p.m.

    La verdad me gusto mucho tu reflexion ya que m hizo a pensar, lo que note esq tu no estas de acuerdo con lo que dice camus de q nos regimos por la razon y el valor a lo que el valor nos enseña a vivir sin desear mas de lo necesitamos pero ¿por que debemos hacer caso a esto?´¿por que no podemos plantear algo nuevo? acaso no se puede desear mas de lo que se tiene que tal si yo deseo tener exito personal mas del que ya tengo? que para mi el exito personal es sentirme realizada con lo que eh logrado por mi misma, no en cuanto a dinero, sino en potencializarme como ser humano y pensante y si tambien irracional, pero acaso no podemos replantear esto de tener un solo esquema que seguir? ¿por que regirnos por la moral, si en realidad nosotros le pusimos un significado, porque debemos categorizar todo? ¿por que el hombre se siente seguro cuando tiene puede controlar las cosas aunq no conozca el verdadero signficado de ellas? todo queremos q sea explicado ya que contamos con una palabra muy intimidante que es el ¿POR QUE? ... espero estar en contacto se q mi corta edad no m da experiencia pero m gustaria dialogar mas al respecto

    ResponderEliminar
  12. Hola.
    No me he dado cuenta sobre la antigüedad de este post, si aún está vigente hacer un comentario. Leí el libro hace tiempo,y hace mucho tiempo que vengo sufriendo de manera cíclica esta angustia de lo absurdo de esta vida que se nos da para morir. El sin sentido de la vida, de esta vida cotidiana, con tantas pasiones y creencias inútiles... y si esta vida, a sí tal cual, ¿fuera infinita?... nacer para ser inmortales, ¿le daría esto sentido a nuestras vidas?... Recuerdo el cuento del inmortal de Borges y me estremezco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Este ensayo es viejísimo, de cuando coincidía en ideas con el existencialismo. Sabes Borges tiene un ensayo sobre la inmortalidad, y en el llega a la conclusión de que para él ser inmortal de forma individual seria terrible, lo preferible es ser inmortal de manera colectiva. Él se refería al legado cultural, pero también podemos extender este concepto a un nivel más trascendental y cotidiano a la vez, es decir ya que no eres individuo sino parte de un conjunto denominado universo, tu forma en esa dinámica va cambiando, y hoy eres una mujer pero después serás polvo y ese polvo alimentará la tierra de la que plantas nacerán, y las cuales serán consumidas por otros seres vivos. No morimos para morir dice Juan Gelman, la vida siempre continua, ahora en nuestra forma maña en una forma diferente, no vives en realidad, algo vive a través de ti y sólo la vida existe. Saludos

    ResponderEliminar
  14. Anonimo: Perdón si te respondo de manera categórica, pero siento que todas tus preguntas tienen una respuesta en común: Porque eres un ser humano, y tienes limites.

    ResponderEliminar
  15. Guau!!!!!

    Yo acá averiguando por causa de Ismael Serrano quien fue Sísifo... y doy con este blog...
    Sin palabras!!!

    Gracias

    ResponderEliminar
  16. Se me hace curioso que este ensayo en particular sea el más leído de mi blog, es extraño. Espero que leas otras cosas que también te gusten, por ahora estoy de descanso pero quizá regrese en unos meses.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo10:11 p.m.

    Felicitaciones por la transparencia de tu planteamiento de estas reflexiones filosóficas que me hicieron rememorar mis tiempos de estudiante en el amado Pedagógico de Maracay en Venezuela;casa de formación profesional desde donde egresé en 1987 ;Sísifo siempre ha contado con mi admiración y solidaridad;su escrito confirma mi tesis a favor de propagar los estudios de literatura clásica y filosofía en todas las carreras humanísticas,incluyendo mi segunda especialización(Derecho),título que obtuve en la Universidad Bicentenaria de Aragua en 2005;la hilación , el manejo armonioso del lenguaje y los planteamientos epistemológicos garantizan la excelencia educativa y el razonamiento lógico de los profesionales del futuro(duqueuviedo@hotmail.com)

    ResponderEliminar
  18. Anónimo11:43 p.m.

    Las veces en que hombre es obligado a pensar llega, a la sinrazón, porque llega `pensar que todo lo tiene que racionalizar, se nubla y no ve que hay cosas que no necesitan ser presa de la razón... el descubrir cuales son es la tarea del filosofo... o no? Corríjanme si me equivoco. Gracias.

    ResponderEliminar
  19. Hace tiempo leí el libro, y como otros, he sentido un golpe tremendo de encontrarme con estos pensares, con estas ideas. Ahora,cuando me hago consciente de este absurdo es cuando deseo retornar a ciertas palabras, intentando entender, comprender algo, para sentirme con un poco de "libertad".
    El absurdo pesa. Pesa en estos hombros jóvenes y vigorosos y me he dado cuenta que el tiempo no cambia mucho las cosas, que frente al ocaso tambien sufrimos y nos duele la constante pregunta de si vale la pena vivir...

    ResponderEliminar
  20. Anónimo7:52 p.m.

    oye muy interesante este ensayo estoy seguro de que no soy una persona de muchas capacidades pero me sirvio mucho tanto el texto como algunos aporte que dejaban el los comentarios me parece una gran forma de compartir ideas por este tipo de sistema solo tengo 17 años y estoy en un pleno proceso de aprendisaje sobre la filosofia

    ResponderEliminar
  21. Anónimo9:22 p.m.

    Me ha dado la sensación Alejandro, que desde que vd. publicó su texto de Sísifo, algo le ha pasado, se desprende de su respuesta a uno de los comentarios hablando de la "inmortalidad colectiva. ¿Si antes era existencialista, ahora dónde se posiciona?. Lo que antes era una verdad que al tener conciencia de ella ya no puede negarla, ahora se ha convertido en un pensamiento contingente, pasajero, por tanto, producto de una moda....Y todo esto me entristece, porque ese conocimiento nos hace libres y usted ha preferido el consuelo de una "esperanza" antes que su libertad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Tienes razón, desde ese entonces me han pasado cosas, me reconozco en algunas ideas pero en muchas otras ya no. No se que soy, antes lo sabia. Ahora ya no sé de verdades, ni de razones, ni de libertad. Ahora ya no sé.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails