abril 10, 2005

Divagaciones (El orden universal)

Toda energía envuelta en un proceso se conserva siempre, y el universo es energía, las galaxias son energía, las estrellas son energía, los planetas son energía, los seres vivos son energía, y también son materia, no hay diferencia sustancial entre materia y energía son parte del mismo proceso, Así que el universo no tiene origen, porque no se crea, ni tiene fin, porque no se destruye, es infinito, perenne, es algo que es inconcebible, incluso esta idea que aquí se presenta puede ser insuficiente comparada con la verdad que hay detrás del velo de nuestras capacidades de conocer el entorno.

El universo, si pudiera compararlo con algo material, es un círculo, un círculo no tiene principio o fin, no tiene divisiones y todos los elementos que componen a este universo, que para ser precisos no son elementos mas bien son el universo en si, comparten dicha característica.

Esto indica que la historia que tanto nos atañe, la historia natural, luego la historia del hombre, es solo una sucesión de hechos en forma cíclica, un círculo eterno (como todo circulo). Nada esta fuera de la historia, nada esta paralelo a esta, así como no hay nada fuera del universo, porque una vez que existiera seria parte ya del universo, parte de la historia.

Hay un intrincado y complejo orden en todo esto, el universo, (me gusta llamarlo “la naturaleza” porque lo siento mas familiar) al ser una sucesión tiene un propósito, por supuesto inacabado, para todo lo que pasa en el. Así que todo hecho tiene un fin (no un termino, sino un objetivo que se transforma) y este fin siempre es el mejor para dicho suceso, las cosas suceden como deben de suceder, y mejor aun, suceden de la mejor manera posible, la naturaleza no comete estupideces, la naturaleza esta mas allá de una comprensión clásica de fines y comienzos, de errores y aciertos, la naturaleza no acierta, solo continua, la continuidad perpetua es la forma en que el universo funciona.

Todos lo sucesos que nos parecen incomprensibles, errores los llamamos, casualidades los nombramos, son solo hechos que no comprendemos en un aspecto sucesivo, deseamos siempre conocer el fin inmediato, pero nos cerramos a la posibilidad de un fin a largo plazo, a veces mas allá de nosotros, mas allá del planeta, mas allá aun, en otra parte (aunque al final siempre nos concierne por ser nosotros, también, el universo mismo). Nuestro antropocentrismo nos ciega, nuestro egocentrismo nos cierra las ventanas del verdadero conocimiento, pero siguiendo con la hipótesis de que todo es de la mejor manera que puede serlo, entonces se comprenderá que esto no es un error o un fallo, es un estadio en ese ciclo vital de la naturaleza. Como reflexión diría que no se puede dejar de ser antropocentrista porque se es hombre y no otra cosa, y no se puede dejar de ser egocentrista, porque se es uno mismo y nunca otro, pero se puede tratar de ser lo mas abiertamente posible un ser emparentado con el universo, o se puede tratar de ser el universo, que de hecho se es.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails