abril 15, 2005

La influencia del paradigma cartesiano – newtoniano (en la medicina)

Al ver al hombre como una maquina, el concepto de salud y curación quedan disociados, ya que la curación implica un alto grado de interacciones entre las partes de un organismo, es un proceso físico, biológico, social, psicológico que alude al reestablecimiento del equilibrio. La salud es un estado de continuo cambio y evolución, pero no así para el enfoque biomédico.

El enfoque biomédico, basado en la filosofía cartesiana, ve en el individuo a una maquina, muy compleja, que ha dejado de funcionar regularmente, en el estado de enfermedad, y por lo tanto el medico hará lo posible por encontrar el desajuste y repararlo.

La visión del curandero, es una figura femenina por su relación con la espiritualidad y su visión integral del proceso de curación. Esta figura es despreciada por la medicina occidental y, a la mujer, se le relega a un papel sin importancia aparente, el cuidado de los enfermos.

Pasteur aunque veía en los microorganismos a lo agentes claves en las patologías físicas, no descarto nunca el papel del ambiente exterior e interior en él paciente, así como el estado anímico de este en el camino que suponía la enfermedad.

Pero la mayoría de los médicos dejo de ver a sujetos y comenzó a centrarse en enfermedades, así se empezó a fragmentarse al individuo y la especialización medica cobro un auge terrible. Al mismo tiempo la tecnología cobro importancia en la medicina, practicas como la cirugía hacían imprescindible el uso de instrumentos avanzados.

Se adelanto mucho en la información acerca del organismo, pero muy poco en su comprensión. Problemas como las enfermedades iatrogénicas y las patologías sociales aumentaban al mismo tiempo que la información medica.

Algunos de los éxitos atribuido a la medicina de los últimos siglos, ha sido la reducción drástica de la enfermedades infecciosas que en otros tiempo causaban epidemias terribles, pero la verdad es que ese avance pertenece mas a la política sanitaria que en el siglo XIX prolifero, al cambiar los hábitos sanitarios en la ciudades, la alimentación y otros factores, el medio cambio y por lo tanto estas enfermedades fueron controladas.

Por otro lado la medicación se convirtió en la panacea médica: las medicinas contienen sustancias activas que son de origen vegetal en su mayoría, pero son sustancias refinadas que actúan como destructores. Es cierto que estas plantas son usadas por tradiciones antiquísimas de curación, pero la diferencia es que al refinar la sustancia activa el ingrediente queda sin límites que eviten daños secundarios, al usar la planta, en su complejidad, ingredientes aledaños actúan para catalizar e inhibir, evitan que las bacterias proliferen y así el organismo se reestablezca, esto evita que, como en el uso de medicamentos, las bacterias muten a formas que después son mas problemáticas.

El medico en este ambiente, pierde todo contacto con los seres a lo que trata, ya solo trata a enfermedades no individuos y se deshumaniza al ser incapaz de poder ver en el otro a un igual. Las personas, en la automedicación, perpetúan esta actitud, como una suerte de irresponsabilidad sobre si mismo al no querer aprender de sus propios síntomas. Los médicos, por otro lado, viven en un ambiente de ardua competencia que acaba por destrozar su alma ya de por si frágil.


Resumen del correspondiente capitulo, perteneciente al libro "El Punto Crucial" de Fritjof Capra

3 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails