abril 28, 2005

Los espejos

El reloj marcaba las 8:00 a.m. y el día apenas comenzaba. Aun con el sopor sobre el cuerpo trató, lentamente, de abrir los ojos, los parpados aun pesaban. Se despabilo, apago la alarma del despertador y espero un momento antes de incorporarse.


La mañana era gris, como son acaso los amaneceres precedidos por una leve tempestad. El frió llegaba hasta los huesos a tal punto que la sangre parecía congelarse dentro de las venas.


Se quedo sentado un instante en la orilla de la cama, espero a que el hormigueo en sus dedos desapareciera y pensó, mientras tanto, como muchas otras veces, en lo que había ocurrido el día anterior y en el día anterior a ese, y aun en el anterior a ese otro, y así sucesivamente. Con indiferencia noto que todos los días eran el mismo día, no había variedad desde hace mucho tiempo.


Se preparo para asearse y entonces, de nuevo el horror. Frente a él, en el espejo había un desconocido, esta imagen se movía igual a él, replicaba sus gestos, pero no era él, lo sabia, era alguien mas, el reflejo de otro, y aunque ya estaba acostumbrado no pudo evitar sentir ese malestar en el estomago que siempre le provocaba la imagen de los espejos.


Termino de asearse y fue al comedor, y con un profundo miedo, se planto frente a un espejo que estaba colgado sobre un viejo sillón. Nada, de nuevo una imagen desconocida, diferente a la que veía en el baño eso si, pero desconocida al fin y al cabo.


Al salir de su casa, con esa tristeza lánguida de los desposeídos, se resigno a enfrentar de nuevo al mundo. Después de tanto tiempo ya no se recordaba a si mismo, solo podía recordar a los rostro en los espejos. Y el mundo era inefable y no tenia en el un lugar propio. Y como cada mañana antes de despertar al engaño, se resigno calladamente a ser, de nuevo, un simple desconocido.



4 comentarios:

  1. Sin palabras, muchacho. Eso de ser un conocido desconocido, un desconocido conocido...un "familiar sin rostro", mirándose en el espejo.
    Sucede, sucede a menudo...
    Me encantó :)
    Un beso grande, un placer leerlo
    Dani

    ResponderEliminar
  2. Sip, es una constante en el hombre occidental (digo hombre y mujer), tendriamos que analizarlo profundamente para saber porque a muchos nos pasa eso. Pero en fin.

    Gracias por pasar por aqui Daniela.

    ResponderEliminar
  3. HOLA MI NOMBRE ES KAREN, TENGO 17 AÑOS. LEI TU ESCRITO "LOS ESPEJOS", Y NO SE SI POR COSTUMBRE, PERO ESPERABA UN FINAL EN TU ESCRITO; QUE ME DEJARA EL MENSAJE "VIVE CADA SEGUNDO AL MAXIMO Y APARTATE DE LA MONOTONIA"; SIN EMBARGO PIENSO QUE FALTA ALGO QUE REALMENTE HAGA REFLEXIONAR AL LECTOR Y QUE LE CAUSE IMPACTO A LA VEZ PARA ANALIZAR SU VIDA.

    GRACIAS POR LEER MI COMENTARIO, TU PAGINA ME AYUDO CON MI TAREA Y FELICIDADES POR TUS ESCRITOS. :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Karen:

    Te dire que no puedo dar un mensaje como ese, seria mentir. Prefiero la amarga resolucion del mundo a la satira positiva que muchos quisieran creer, pero es que soy un poco pesimista, asi que tal vez no todo sea tan malo.

    Gracias a ti por visitar este espacio y darle una buena utilidad.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails