mayo 11, 2005

Y sin embargo…


Y sin embargo la inmortalidad existe, y no es causa de la ciencia, ni de la magia, ni de un dios todo poderoso (no por lo menos de uno que se encuentre fuera de nosotros), es un hecho natural.


Dicta la ley de la conservación de la materia que “la materia no se crea ni se destruye, solamente se transforma”, así es. La materia que podemos sentir, que podemos ver, que podemos oler etc. es la misma que emergió de aquella singularidad, que fue el inicio del universo conocido, desde ese entonces no hay nada nuevo bajo el sol, todo es solo lo mismo pero transformado. Einstein lo sabia y así dijo que E=MC al cuadrado, la energía es masa y la masa es energía, ambas son una misma en diferente forma pero al fin una misma.

Nosotros, simples humanos, somos una compilación compleja de aquella materia / energía, polvo de estrellas nos forma, y adquirimos o mas bien prevalecen en nosotros todas las características esenciales, no desparecemos nunca, nos trasformamos de nuevo en polvo, así que polvo fuimos y polvo seremos.

Dice Sabines: “Te digo en serio que la muerte no existe […] Cuando el pedazo de carbón ya no es mas madera, sino carbón a solas, llenos de si mismo…” es decir, cuando parece que algo muere, en realidad solo se transforma en nueva vida, solo cambia de matices y entonces se prolonga infinitamente. La vida viene desde el infinito en un periplo incorruptible.

2 comentarios:

  1. Pero... ¿y la inmortalidad de la conciencia?
    No me satisface en lo más minimo ser polvo estelar.
    No somos inmortales, pues, es de hecho que morimos. Nuestra materia es indestructible, como lo son nuestras uñas o el cabello... pero no, no me satisface.
    que tristeza...

    ResponderEliminar
  2. Habria que hacer una diferencia entre conciencia y ego. Thomas Nagel dice que cada particula en el universo es capaz de desplegar un pseudo comportamiento ya que que tiene propiedades protomentales.

    La conciencia esntonces es un antecedente de la materia, o mas bien una forma anterios pero no de mayor importancia jerarquica. Por supuesto que esta conciencia es parte de la materia, asi que si la materia no muere esta conciencia tampoco.

    El ego por otro lado es esa experiencia que tenemos de nosotros mismos, identidad y permanencia ilusoria. Es esa parte que nos impide movernos, tranformarnos, es lo que no hace decir "somo una raza tan maravillosa" "soy unico", es decir, tonterias.

    El ego muere, la conciencia trasciende, he ahi la maravilla de la inmortalidad.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails