julio 28, 2005

El papel de la mujer en el contexto familiar (Primera parte)


Posted by Picasa



La base de la sociedad actual (al igual que lo ha sido a lo largo de la historia) está conformada por lo que conocemos como familia. La familia funciona como núcleo de la sociedad y como sustentadora de ésta. El principio ordenador de la sociedad está dado por las relaciones familiares, no se puede concebir una sin la otra (familia y sociedad). En la familia se concentran todos los valores, toda la cultura, todos los miedos y mas que nada en ésta se reflejan (o refleja) los prejuicios de los que es presa el ser humano y que abundan en la estructura social. La unidad familiar, por lo tanto, se convierte en una representación de la sociedad y la sociedad a su vez se puede ver como una familia a gran escala. Ambas son partes estructurales de un sistema en función de las necesidades de sus integrantes y las acciones que se realicen en una tienen consecuencias claras en el funcionamiento de la otra. Así que si quisiéramos realizar una reforma social no podríamos empezar en otro lado que no fuera la familia. Desde aquí podemos ver que muchos fracasos en la historia de las reformas sociales han sido el creer que las relaciones familiares cambiarían como por arte de magia, ¿cómo se pretende modificar la estructura sin antes modificar la subestructura que la mantiene o el núcleo en el cual se basa para existir?

En la actualidad existen numerosos valores morales basados en la creencia de lo correcto y lo incorrecto, estos se toman como reglas y en teoría son acatados por la mayoría de las personas. La honestidad, la justicia, la libertad, el respeto y sobre todo la igualdad son valores ampliamente difundidos y son eje de nuestros comportamientos ante los demás. Me gustaría hablar de la igualdad porque creo que es uno de los más ambiguos. La igualdad es un precepto que se ha usado y ha tomado auge dentro de la sociedad moderna, concretamente el gran impulso le fue dado durante la revolución francesa y es un engrane de suma importancia dentro del movimiento socialista. Pero ¿en realidad puede haber una igualdad entre los hombres?, A mi parecer la igualdad es una utopía basada en las enseñanzas religiosas donde se dice que Dios hizo a todos los hombres iguales. Sin embargo, no somos todos iguales ya que cada uno de nosotros tiene capacidades inferiores o superiores a las de los demás. La semejanza entre unos y otros está en el disfrute de los mismos derechos, todos somos pertenecientes a una misma especie y es un momento oportuno para que el racismo deje de explicar las diferencias entre las personas. Se prodiga la igualdad en todos los ambientes, la religión católica misma habla de la igualdad entre los hombres, pero en todas las estructuras sociales, incluyendo el clero y la familia, siempre existe alguien dominante, el jefe de familia, el sacerdote, Dios, aquél que tiene control sobre sus subordinados.


Así que las relaciones familiares no se basan en la igualdad, se basan en el control y en las relaciones de poder. Generalmente el poder está basado en la economía, el control monetario es la forma mas común de sometimiento, aquel que se encarga de proveer sustento adquiere derechos sobre sus protegidos. En este caso la familia basa su relación en el sometimiento económico y a través de los años el hombre ha sido el proveedor y la mujer ha sido el fiel sirviente.


Friedrich Engels menciona en su obra El origen de la familia, de la propiedad privada y del estado, que el matrimonio tiene como principio la posición social de los esposos, así que las relaciones maritales son siempre relaciones por conveniencia. El matrimonio por conveniencia poco a poco se convierte en una relación de prostitución, tanto él como ella adoptan un papel que los une sólo económicamente, esto es más notorio del lado de la mujer. Reflexionando un poco la mujer no adopta su papel de prostituta por un costo monetario, no alquila su cuerpo por una remuneración económica, se deja ultrajar solo por las migajas que el hombre le esta dispuesto a ceder. Por ello la mujer es una esclava, sin derechos, ni libertades. Así que esa es la base de la familia, ese es el núcleo de la sociedad, la relación de poder entre el hombre y la mujer.


A lo largo de la historia del hombre los cambios en las relaciones sociales han sido constantes, los momentos históricos se pueden dividir de varias maneras, pero siempre ha habido una constante, el ser humano. El hombre siempre ha encontrado maneras de relacionarse con su entorno y con los de su especie, la forma más sencilla de sistematizar lo que en su medio se encuentra es la categorización de los elementos que conforman dicho medio. Una división tan antigua como la propia historia ocurre entre dos seres iguales, pero separados por una delgada red de particularidades biológicas, me refiero al hombre y a la mujer.


Al principio era claro que ambos, mujer y hombre, eran diferentes, pero no en capacidades. Sin embargo, desde que cada uno se impuso tanto para sí mismos como para el otro, ciertos modelos de comportamiento, las diferencias entre ambos se han ido acrecentando de un tiempo a otro, hasta que cada uno considera extraño al otro, sin que esto sea necesariamente cierto. Por lo tanto queda claro que fisiológicamente hay algunas diferencias entre los géneros pero estos no limitan las capacidades en ambos.


Refiriéndonos a una transformación más o menos forzada, la mujer ha estado sometida a un estado que no corresponde a su naturaleza y por lo tanto ella misma ha cambiado, deformándose cotidianamente. Pienso que ambos, hombre y mujer, se han impuesto barreras y en la actualidad, tal vez, no hubieran escogido estas limitaciones. Aún con esto el hombre tiene muchas menos limitaciones que la mujer, cuenta con mayor libertad que su contraparte femenino y estoy muy seguro de que si no existieran esas limitaciones las diferencias entre géneros no tendrían la mayor importancia y los carácteres y aptitudes serian por igual en ambos sexos.


El papel de poder ha sido en la mayoría de las culturas un estandarte propio del hombre ya que en este se representa fuerza, inteligencia y entereza, por otro lado, la mujer casi siempre fue menospreciada, relegada a un papel de ama de casa, sin que ello le confiera algún poder en el hogar o en la sociedad, podría lo mismo llamársele esclava doméstica que ama de casa, de una forma eufemística.


Hace no muchos años, la mujer tenía muchos menos derechos que en la actualidad. El contrato matrimonial era la sentencia de la mujer ya que todos los derechos pasan al marido, incluyendo los bienes aunque estos fueran heredados, el esposo es el que controlaba todo, la esposa no podía hacer nada sin el consentimiento de su marido, de hecho sus derechos estaban tan sobajados que la situación de la mujer ante la ley, en algunos países, era peor que la de los esclavos sometidos.


La abolición del derecho materno fue (como menciona Friedich Engels en la obra ya antes mencionada) la gran derrota del ser femenino, desde entonces el hombre controla la casa y con ello toda la sociedad y la mujer se vuelve un mero objeto de reproducción.

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails