noviembre 17, 2005

Antes de la vacuidad (poema)

Tras el mudo estertor
de la noche cuando llega,
tras la silueta opaca
del silencio cuando emana

sabemos,
sabe el hombre,
que el amor también es una garra

que es una flecha ardiente
que toda carne,
que todo pensamiento inflama

que es una agreste tierra
en donde la muerte clama

que es un lugar mundano
y también una simple palabra.

Tras el sucinto horizonte,
tras la promesa temprana

sabemos,
sabe el hombre,
que después del amor
no queda nada.

2 comentarios:

  1. Es un poema bonito, aunque un tanto raro, oye Ale una pregunta indiscreta, ¿alguna vez has amado?, me refiero en especial a una pareja. Tus poemas son tristes y muy profundos, no quiero decir que eso sea malo, pero me hacen imaginar a un hombre triste y solitario, en fin, buen trabajo.
    Saludos y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el cumplido maru, y eso del amor (en mi caso) es un tema un tanto oscuro, que te contare en un sitio menos publico, si estas dispuesta a escucharme. Aunque tienes razon, soy algo solitario, tambien soy algo triste, pero el mundo es equilibrio y la felicidad es un don divino ¿como podria siquiera anelarla?.

    Bueno, luego discutiremos este y otros temas ampliamente. Te mando un brazo y nos vemos luego.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails