febrero 03, 2006

Los justos


Leyendo un poco en esta intempestiva blogosfera, llena de malos ratos y de informaciones vacuas, me he encontrado con un pequeño cuento llamado Los justos que me ha conmovido de sobremanera, nunca había pensado de esta forma el intercambio P2P, aunque en realidad dudo que las observaciones del autor puedan extenderse a la mayoría de los usuarios de estos programas. Para quienes necesitamos de ellos, porque nuestra curiosidad es mucha y nuestro dinero poco, son lugares imprescindibles para obtener el ultimo disco de algún artista poco conocido o un libro que ya hace tiempo no editan y es casi imposible su compra. Merito tengo al contar con una conexión con un Modem a 56kbps y esperar a que el soulseek termine de bajar el ultimo disco de Alpha. En el futuro, y aquí ya empieza el delirio, la información, de cualquier tipo, deberá ser un bien de todo ser que requiera su apropiación mental, no existirán los derechos de autor porque se reconocerá que el autor es el conjunto social y no el simple emergente. Las propiedades intelectuales caerán, y con ello las propiedades materiales, el hombre solo necesitara de lo imprescindible: una buena dieta, un lugar confortable, buenos libros y música de su agrado, practicar deporte, hacer el amor e ir al cine. La vida será sencilla y, por lo tanto, inmensa. Un día las sombras caeran sobre sus sueños y la vida que una vez lo habitara seguira su rumbo por el infinito universo, para que se sepa que ella tampoco es presa de ninguna restriccion, de ningun derecho de autor.

6 comentarios:

  1. La utopía de una vida perfecta no me convence. No sé por qué. Es decir, se oye lindo eso de simplemente vivir, pero los altibajos son los que dan ese no sé qué a las cosas. Supongo que tanta perfección harta. Una vez leí un cuento que trataba de una señora (una ama de casa de pies a cabeza) que trataba a su esposo como un hijo y éste, al verse tan inútil y consentido, se suicidó. Algo así me sentiría con tanta perfección. Pero sólo es suposición.

    Saludos =)

    ResponderEliminar
  2. O tambien esta el ejemplo que Huxley imprime en su mundo feliz. El hombre necesita cierta infelicidad para subsistir. Pero Alessandro Baricco en su novela "Seda" hace alusion a que hay dos tipos de personas, las que viven su vida y las que asisten a la misma. Yo creo que el verdadero placer esta en contemplar la belleza mientras esta sigue su rumbo predestinado, estar en el mundo sin pretender tranformarlo. De cualquier manera mi sola prsencia transforma el sistema, pienso que el querere cambiar dicho sistema, intencionalmente, seria pura vanidad y, como diria el Cohélet, atrapar vientos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ah pero qué bonito diseño, me encanta. Y como que los escritos ya están mejor organizados, felicidades por el cambio! estas cosas se sienten bien.Creo.

    Saludos =)

    ResponderEliminar
  4. Gracias, ¿verdad que si quedo bonito?, pero como sufri para hacer todos lo cambios, que si el codigo no se ajustaba, que la letra muy chica, y aun asi los poemas no quedan bien del todo, pero es lo de menos ya vere que hago. Y que bueno que lo notas, porque ese era mi proposito, que los textos quedaran organizados. Estoy muy contento. Lo malo es que el cambio y algunas otras obligaciones consumieron mi tiempo para hacer algun post, pero ya lo solucionare.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola:
    Llegué a tu sitio por accidente. Sin embargo, no resistí la tentación de hacerte saber que ha sido un verdadero placer encontrar textos vitales.
    Gracias por hacer pública parte de tu cosmología; sin proponértelo contribuyes a que más personas aspiren a mejorar. (Incluyéndome a mi, por supuesto).
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Me resulta alagador tu comentario, gracias a ti por revivir con tus lecturas estos textos que sin ojos que los miraran serian simples objetos sin ningun proposito.

    Saludos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails