febrero 12, 2006

Se hace camino al andar


Posted by Picasa

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Cantares, Antonio Machado.

Thomas Kuhn construye su noción de paradigma aludiendo a la forma en que un grupo de expertos decide que “debe ser” la realidad, los paradigmas son espejuelos, son construcciones varias que filtran el mundo para aquel que se dispone a observar. La misma ciencia cuenta con paradigmas para concebir el mundo y este proceso no es estático sino cambiante, porque la ciencia es una construcción humana, una ideología que proviene de un ser proteico.

Por otra parte Platón cree que en la eternidad se encuentra el mundo de los arquetipos, sobre esto Borges dice:

En lo eterno, por ejemplo, no hay un triangulo. Hay un solo triangulo, que no es ni equilátero, ni isósceles, ni escaleno, ese triangulo es las tres cosas a la vez y ninguna de ellas. El hecho de que ese triangulo sea inconcebible no importa nada: ese triangulo existe.

La belleza, emparentada con el bien, se alcanza en la aproximación de las obras a esa situación arquetípica en donde las cosas son “ideas”, palabra que en griego denomina a las formas o representaciones de algo. Y si los arquetipos son ideas, entonces, esencialmente, los arquetipos para Platón son primero imágenes y luego, tal vez, obras que no serian más que las sombras de esas formas eternas.

El hombre, como especie, cuenta con un bagaje de arquetipos que yacen latentes en las profundidades de su inconciente. En un ámbito psicológico Jung opina que los arquetipos son “impulsos y formas heredadas que se pueden observar en todos los seres humanos”. Lo anterior implica que no son representaciones. También implica que son universales, lo cual no quiere decir que signifiquen lo mismo siempre puesto que cada ser humano comprenderá, de acuerdo a su vivencia, al arquetipo de forma singular, filtrado así a través de su paradigma personal.

El paradigma entonces es una suerte de arquetipo creado, pero al mismo tiempo es una reminiscencia de su forma divina, de su forma ideal. Nuestro mundo, a causa de lo anterior, no es más que el reflejo, empobrecido (¿o enriquecido?), de una forma que contiene en si a todas las formas.

El inconciente por otra parte quizá sea una rememoración de ese mundo del que el hombre proviene, del que todo proviene. Sin embargo no es posible explorarlo más que por los símbolos en los que los arquetipos se manifiestan, símbolos que por si mismos están viciados por las construcciones concientes, es decir, son manifestaciones narrativas de un espacio no sucesivo.

Contemplar ese espacio eterno es un privilegio de los dioses, los simples mortales no podemos aspirar siquiera a la comprensión de eso que no es comprensible racionalmente, por eso envidiamos a los objetos que nos rodean, porque todos tienen la capacidad de acceder a ese mundo, ya que su mente, si es posible llamar así a su facultad de experimentar, no tiene la carga de la intencionalidad: esa maldición de la libertad, que yo pienso no existe en lo sustancial del hombre, y que, sin embargo, lo sufre en lo aparente.

Mientras tanto lo único que le queda al ser humano para interactuar con lo que lo rodea es crear paradigmas, reflejos teóricos de un mundo perfecto, y basar su vida en el camino que estos dibujan, transitar por senderos construidos por él mismo, pero que en el fondo son rememoraciones, tal vez anamnesis, de lo que una vez ya fue y siempre será. Bajo estos senderos el hombre camina, Antonio Machado lo decía también, pero su camino, al mismo tiempo, ya esta eternamente trazado.

4 comentarios:

  1. De acuerdo.

    El humano crea imagenes de mundos perfectos inalcanzables, de tal manera que este nunca los pueda alcanzar y asi su vida tenga algun sentido [perseguir algo, aunque nunc alogre alcanzarlo]

    Buen diseño, me agrada.

    - G.G.
    www.zerstorung.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias por lo del diseño, aunque lo tome de por ahi el template me permitio llevar a cabo cosas que no podia con los anteriores diseños.

    Oye eso que dices me recuerda a algo que decia Eduardo Galeano, aqui lo pongo:

    "Ella está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar."

    Siento que esto ya lo habia puesto en algun lado, tal vez en otro comentario, que extraño.

    Bueno, saludos.

    ResponderEliminar
  3. Aqui revisando tus ensayos sobre hiperrealidad. Al ver el epigrafe me fui de vuelta a la primaria. I hate that song, golpe a golpe, verso a verso.

    L.

    ResponderEliminar
  4. Espero encuentres algo interesante. Dale chance a la canción a mi siemore se me ha hecho bonita.

    Saludos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails