agosto 02, 2007

Evangelion




La series del genero Mecha son de sobra conocidas por todos lo seguidores del arte del manga y anime, por los que ven en este recurso una forma más de entretenimiento y/o por quienes buscan en él temas recurrentes sobre la situación existencial humana. Se dice Mecha a toda serie que utilice como forma principal de desarrollo la lucha inmoderada entre robots, los cuales suelen ser gigantescos y de rasgos humanoides o de características animales, aunque también suele haberlos más pequeños funcionando a manera de armadura, por ejemplo.

Modelos de esta rama del manga se pueden rastrear desde Mazinger Z, Voltron y Robotech, hasta series más nuevas como Escaflowne, Magic Knight Rayearth, y por supuesto Gundam. Los argumentos, sin embargo son bastante diferentes, aunque haya similitudes patentes. Hay series enfocadas en el drama como las mencionadas Robotech y Escaflowne, otras están más enfocadas a las batallas y el desarrollo del héroe como Mazinger Z y Gundam, las hay también aquellas que destacan el humor como Nadesico o el sexappeal como Vandread. Pero todas tiene en común la sagacidad de sus héroes, su valentía y por supuesto su insensatez, características acentuadas de casi todo genero del manga y que habla muy ampliamente de la ideología del pueblo que concibe este tipo de arte.

No obstante un anime destaca dentro de este género, pues aunque todas son excelentes producciones, pecan al repetir patrones y estereotipos de su propia rama de animación, este manga y anime singular en cuestión es Neon Genesis Evangelion.

El anime de Evangelion fue creado a mediados de la década de lo 90’s por los estudios Gainax, el director del proyecto fue Hideaki Anno. Consto de 26 episodios y dos películas. Su argumento dicta más o menos estos acontecimientos:

La historia inicia el 13 de septiembre del año 2000 de la era cristiana, cuando un asteroide colisiona contra la Tierra en la Antártida. Las consecuencias inmediatas son el caos y el desastre: el nivel de las aguas sube debido a la fusión de las masas polares; la rotación de la tierra se altera; los cambios climáticos afectan a las cosechas; ciudades enteras quedan sumergidas y más de la mitad de la población mundial perece.

Sin embargo, tras el análisis de los restos de una criatura gigantesca encontrada en el polo sur, pronto se revela que el fenómeno, denominado en la serie como Segundo Impacto, no tuvo causas naturales si no que se originó a partir de ciertas experimentos.

Tras el pandemonium poco a poco se restablece la calma y surge el nuevo orden. La Organización de las Naciones Unidas organiza la reconstrucción de las ciudades y hacia el 2015 el mundo recupera cierta paz y prosperidad.

Pero en ese momento se cierne una nueva amenaza: Un ser alado de origen desconocido llamado Sachiel, invade la recientemente reconstruida ciudad de Tokio 3. Las fuerzas militares nada pueden hacer nada en su contra por lo que convocan a una organización secreta, dependiente de la ONU, llamada NERV (nervio, en alemán) y que posee bases en todo el planeta.

La NERV situada bajo Tokio 3, aparentemente el botín del ser desconocido, está a cargo de Gendo Ikari, científico superviviente de la misión enviada a la Antártida en el año 2000, quien con su hijo Shinji Ikari y junto a otros jóvenes seleccionados, manejan las Unidades Multipropósito Evangelion o EVAs: enormes seres humanoides denominados biodroides, que son cuerpos humanoides orgánicos gigantes controlados artificialmente. Son las únicas unidades capaces de enfrentarse a los ángeles y en los que recae gran parte de la carga dramática de Evangelion. Su aspecto exterior es el de un enorme robot de combate, pero esconden secretos que involucran el origen de los seres humanos y su relación con Dios y sus ángeles.

Al inicio uno puede creer que Evangelion es una serie enfocada en la batalla y en las secuencias de acción, que por cierto son excelentes, pero esto dista de la realidad. Este anime, desde su óptica muy particular, destaca y reitera una exposición del fenómeno humano de gran profundidad. Por ejemplo, Shinji es un héroe muy particular, casi un anti-heroe, todo el tiempo muestra facetas humanas muy comunes como lo son el miedo y el egoísmo, aun más, sus razones para batallar son hasta cierto punto patéticas, pero es que así es el ser humano, ruin y temeroso, sus arranques de valentía y solidaridad son acaso esporádicos.

Poco a poco el anime va indagando en la psicología propia de cada uno de los personajes, la acción y la lucha pasan a un segundo plano y muchas veces no son más que el reflejo de la lucha interna de los protagonistas. En cada episodio se generan problemáticas que rayan en lo dramático, pero no dejan impasible a nadie, debo reconocer que el argumento explora de manera brillante la naturaleza humana, las vueltas y giros en las relaciones interpersonales, las razones de la acción y la voluntad, todo esto desde una base realista y por lo tanto triste y hasta despreciable.

Pues bien, no soy un enterado del mundo del manga y del anime, pero si me agrada seguir algunas series de vez en cuando, y hago esta entrada pues desde hace unas cuantas semanas por el canal 22 de México, una de las pocas alternativas culturales en la televisión publica, se ha lanzado la propuesta de incorporar el anime a su barra de programación, la serie de Evangelion descubre tal propuesta. Y es que el anime no es nuevo en este país, pero en la ocasión que nos concierne el enfoque es bastante novedoso: concebir al anime como una forma más del arte, digno de ser comunicado con bombo y platillo a los televidentes interesados en propuestas refrescantes e interesantes.

De hecho la reseña del argumento la he copiado de la misma página del canal 22, en su nueva sección dedicada al anime.

Evangelion es una serie de culto, no hay duda de ellos, un argumento rico, una animación impecable y una musicalización excelente (pues quién puede quedar impávido ante esa magnifica interpretación de Fly me to the moon). Esperemos que esta propuesta no sea la última en su género, y que al anime inteligente y profundo siga teniendo cabida en los espacios televisivos públicos. Por ahora podemos ver Evangelion de lunes a jueves justo a la media noche. Juro que es una oportunidad sin precedente.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails