enero 05, 2008

La hoja blanca




Dijo así, un día, una hoja blanca de papel:

-Me he formado blanca, nítida, inmaculada y pura, y así seré hasta la eternidad. Prefiero quemarme y volverme ceniza blanca antes de permitir que me mancille la negrura y me macule la suciedad.

Oyó un tintero aquellas razones y se rió en su negro corazón, pero no se atrevió a tocar a aquella hoja blanca de papel.

Oyéronla también las plumas y tampoco la tocaron. Y así permaneció la hoja de papel blanca, nítida, cual la nieve,… pero vacía.


Khalil Gibrán



3 comentarios:

  1. Quizás hay que dejarse "escribir" ("dejarse hablar") para existir...
    Hay que asumir las manchas y las heridas, las cosquillas y las lágrimas, para no morir "blancos y vacíos"...
    Hay que en "ensuciarse con la vida", o resignarse a morir en un frasco esterilizado....
    Me encantó el cuentito que eligió! Un beso muy grande, Alex..que estés muy bien!

    ResponderEliminar
  2. Y a mi me encanto tu interpretación del cuento Daniela, me alegra que te des una vuelta por este lugar.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ESTA HOJA ES MUY SIMPLE, PERO SI LLEVA CONSIGO UN MENSAJE ES MUY BELLA

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails