abril 06, 2009

El fuego vivo


Tu cuerpo se crispa, cambia de forma, se enfurece,
¡oh llama!, ¡oh fuego!, proteica flama,
te alimento con el batir de mis dedos,
comparto contigo la humedad y el beso;
y tu calor funde mi alma,
para después volverla a formar,
esta vez, fruto de tu deseo.

2 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails